Pasapues > Naturaleza de Aragón > Historia natural

Botánica. V. Fitogeografía. Historia Natural.





VI. Fitogeografía

Flora y vegetación. Cada país está caracterizado botánicamente por su flora y por su vegetación. La flora es el conjunto de las plantas que pueblan un territorio, consideradas desde el punto de vista sistemático. Con el nombre de vegetación de un país se entiende la fisonomía o aspecto del manto vegetal que lo cubre. La vegetación de cada comarca es un fiel reflejo de los factores climáticos y edáficos (del suelo) de la misma.

---.
Figura 632. ---.

A poco que fijemos nuestra atención en la naturaleza observaremos que el aspecto de la vegetación se debe a los agrupamientos de plantas que tienen los mismos caracteres fisionómicos y biológicos. Así, los bosques están formados por árboles; las praderas, por hierbas que crecen formando céspedes, etc., etc. Los agrupamientos de plantas fisionómicamente semejantes reciben el nombre de formaciones vegetales. Dentro de cada una de ellas se distinguen diferentes asociaciones atendiendo a la composición florística, esto es, a las especies características.

1. Las formaciones vegetales.

1ª Selva virgen o bosque ecuatorial. Se extiende desde el norte al sur de la línea equinoccial, por regiones con más de 1,500 milímetros anuales de lluvias y un período seco menor de dos meses, que no interrumpe el curso de la vegetación. En su composición entran los más variados componentes, tanto para formar el arbolado (a veces doscientas o trescientas especies), como el sotobosque. Los más altos árboles alcanzan cincuenta o sesenta metros de altura (fig. 632).

---.
Figura 633. ---.

Abundan tanto en estas selvas las lianas o bejucos (fig. 633) y las epifitas, que todas las ramas están cubiertas de musgos, helechos, orquídeas, etc. (fig. 635). Merecen mención las denominadas hemiepifitas, de que son ejemplo las grandes higueras de las pagodas (fig. 634). Estas plantas germinan sobre los árboles, pero en seguida emiten hacia el suelo largas raíces aéreas que les permiten convertirse en robustos organismos independientes..

---.
Figura 634. ---.

2ª Selva monzónica. Es el bosque característico de las regiones tropicales de gran pluviosidad, pero de período seco muy acusado. Sus árboles son menos elevados y menso variados que los de la selva virgen y pierden la hoja a la entrada del período seco (plantas tropófilas). Esta clase de bosque está muy extendida en Asia.

---.
Figura 635. ---.

---.
Figura 636. ---.

---.
Figura 637. ---.

3ª Bosque de verano. Es el bosque típico de los países templados de estación fría, como Europa, es decir, un bosque tropófilo, pero en el cual la caída periódica del follaje está determinada por el frío invernal.

---.
Figura 638. ---.

---.
Figura 639. ---.

Su riqueza es muchísimo menor que la de los otros dos; con frecuencia está constituido por una sola especie (hayuelos, robledales, fig. 638, castañas, etc.); los bejucos son escasísimos; las epifitas faltan.

4ª Pinares. Bosques de países templados y fríos formados por coníferas, es decir, por plantas xerófilas de follaje permanente (fig. 639) capaces de resistir los fríos invernales y de las altas montañas.

---.
Figura 640. ---.

5ª Monte bajo, matorral o garriga. Tipo de vegetación abundante en la región mediterránea, en Australia y áfrica del Sur. Se compone típicamente de arbustos y matas leñosas algo xerófilas, que tienen su período vegetativo en la estación húmeda, es decir, en el invierno, pero que pueden resistir la sequedad del verano gracias a sus profundas raíces y a la pequeñez de sus hojas coriáceas. En la región mediterránea los vegetales característicos de esta formación (fig. 640) son el palmito (Chamaerops humilis), el mirto, las jaras, las retamas, el cantueso, el tomillo, el romero, el acebuche, el coscojo, el brusco, el madroño, los brezos y diferentes lianas , principalmente la zarzaparrilla (Smilax aspera) y la esparraguera (Asparagus acutifolius). Entre esta colección de subarbustos crecen deferentes matas de gramíneas y numerosas plantas de bulbo y rizona, como los narcisos, los asfodelos, los ajos, lo gladiolos, los tulipanes, etc., cuyas vistosas flores se abren en primavera.

6ª Prado. Formación propia de los países templadofríos, de invierno y verano no extremadamente rigurosos y de lluvias frecuentes durante todo el año. Sus componentes son gramíneas y otras plantas herbáceas de hábitos algo higrófilos.

7ª Estepa. La estepa, considerada desde el punto de vista estrictamente botánico, es una pradera de gramíneas xerófilas, desprovista de arbolado, propia de países templados. Su representación más típica es la estepa rusa, que se extiende también por Siberia, y después la <>, de América del Norte, y la <>, de la América del Sur. Además de las gramíneas forman la estepa grandes hierbas policárpicas y numerosas plantas de bulbo y rizoma. Todas estas plantas brotan e la vez que las gramíneas al principio de la primavera y se agotan en el verano, no quedando entonces más que plantas suculentas (fig. 641).

---.
Figura 641. ---.

8ª Sabana. La sabana puede definirse como una estepa con árboles, y es la forma en que se presenta la pradera en las regiones tropicales. Está muy difundida en áfrica, Brasil y Australia, ocupando las regiones de clima periódico en que la época de la sequía dura de dos a seis meses. El tapiz herbáceo de las sabanas africanas se compone en general de gramíneas xerófilas de alta talla, frecuentemente de dos a tres metros de altura, a veces de cinco a seis. Entre ellas crecen monocotiledóneas bulbosas e infinidad de otras plantas herbáceas. Los vegetales leñosos son arbustos o árboles de pequeña talla, y también especies de gran porte, como el gigantesco baobad (Adansonis digitata) (fig. 19), varias palmeras, etc.

---.
Figura 642. ---.

Todas estas plantas tienen que protegerse, al menos periódicamente, contra la sequedad, por lo que tienen una estructura más o menos xerófila.

Las especies espinosas y las suculentas abundan mucho. Entre éstas llaman la atención las Euforbias de tipo de candelabro, cuyas gruesas ramas prismáticas y afilas, llenas de látex venenoso, se elevan verticalmente a manera de candelabros (fig. 595). En los árboles es frecuente la copa en forma de sombrilla, como es el caso de la acacia quitasol (fig. 642).

Al llegar el período seco, árboles y arbustos pierden la hoja, y la hierba se convierte en paja. A las primeras lluvias este triste paisaje cambia como por encanto: la hierba brota rápidamente, cubriendo de verde el paisaje, y los árboles, arbustos y matas se cuajan de follaje y de flores, embalsamando el aire de aromas. La vegetación es exuberante durante los meses de lluvia. Al llegar la época de la sequía todo parece morir.

---.
Figura 643. ---.

9ª Desierto. Las zonas desérticas del Globo son inadecuadas para la vida a causa de su extremada sequedad. Sin embargo, alguna que otra vez un fuerte aguacero provee de agua a las capas profundas del suelo y permite la existencia de una pobre vegetación formada por plantas curiosísimas muy separadas unas de otras (figs. 643 y 644). Estos vegetales no solamente tienen que resistir elevadas temperaturas, grandes oscilaciones térmicas, prolongadas sequías y los efectos de abrasadores y fuertes vientos, sino también que buscar el agua a grandes profundidades.

---.
Figura 644. ---.

---.
Figura 645. ---.

Se explica, pues, que se encuentren entre ellos los casos más extremos de xerofilia imaginables. En el Sahara las plantas más características son el espinoso algol; la Retama retam, desprovista de hojas y muy parecida a nuestras retamas; el Capparis spinosa, cubierto de cera, y el Atriplex halimus, de pelos vejigosos llenos de agua. En los lechos fluviales secos, donde el agua subterránea está más cerca de la superficie, hay matorrales e incluso árboles y arbustos, especialmente acacias. En los puntos en que el agua subterránea aflora, se desarrolla la rica vegetación característica de los oasis, cuya planta más notable es la palmera datilera (fig. 645).

2. Los reinos florales.

Se distinguen en la Tierra cinco reinos florales de acuerdo con el origen y naturaleza sistemática de sus elementos.

1.º Reino holártico. Se extiende sobre todos los dominios extratropicales del hemisferio boreal. Comprende, por tanto, toda Europa; el norte de áfrica hasta el Sahara; Asia, con excepción de la India, Indochina y China del sur, y América del Norte, con excepción de Méjico. Faltan en estos países representantes de una infinidad de familias de fanerógamas, ricamente representadas en los dominios tropicales (cactáceas, Begoniáceas, Minosáceas, palmáceas, mirtáceas). Abundan, en cambio, las cariofiláceas, ranunculáceas. Rosáceas, geraniáceas, umbelíferas, borragináceas, hayas, sauces, robles, etcétera.

Se distingue en este reino una porción de dominios florales diferentes: 1. º Dominio ártico. Comprende los países circumpolares, caracterizados por la falta de vegetación arbórea. 2. º Dominio de los bosques boreales. Se extiende al sur del anterior, a través de Asia, Europa y Norteamérica. Sus bosques son pinares y bosques de verano. 3. º Dominio mediterráneo. Comprende los países de la ribera del mediterráneo, caracterizados por la abundancia de monte bajo y plantas de hoja perenne, como el olivo (fig. 646), así como de frutales (naranjo, limonero, higuera, almendro).

2.º Reino paleotrópico. Se extiende por los dominios tropicales de Antiguo Mundo, es decir, comprende áfrica, al sur del Sahara; Asia del sur (Arabia, India, Indochina y sur de china); la Insulindia; Filipinas, etc,. En él se distinguen: 1. º El dominio desértico (desiertos del Sahara, Egipto y Arabia), en el cual existen oasis de vegetación exuberante (figs. 643 a 645), y 2. º El dominio de los bosques y sabanas tropicales, entre las cuales merecen mención los árboles del caucho, bambúes (figs. 648 y 649), caña de azúcar, té, café, algodonero, árboles de especies (canelero, pimentero), banano, palmeras (fig. 647), orquídeas, helechos, etc.

---.
Figura 648. ---.

---.
Figura 649. ---.

3. º Reino neotrópico. Comprende Méjico y las Américas central y del sur. Ecológicamente es como el anterior, pero representadas de las mismas familias tropicales que las del anterior, pero representadas por otros géneros. Entre las plantas que solo en Sudamérica se encuentran merecen citarse las Bromeliáceas (piña de América) y las Cactáceas (higuera chumba, cereus, etc., figuras 461, 462 y 479), hoy día difundidas por todo el globo; el maíz, el cacao, las quinas, la patata, la Victoria regia, etc. Abundan, además, las Begoniáceas, Palmáceas y Orquidáceas.

4. º Reino australiano. Caracterizase por un gran endemismo (el 80% de sus plantas es exclusivo del continente). Abundan los eucaliptos, los Acacias de filodios (fig. 59) y otra infinidad de plantas especiales. Las formaciones dominantes son los matorrales.

5. º Reino del cabo. Comprende el pequeño distrito del cabo de buena esperanza. La vegetación (monte bajo) recuerda la mediterránea, pero las especies que la forman son completamente distintas. Abundan los brezos (cuatrocientas cincuenta especies de Erica); los lirios y otra porción de plantas de bulbo y rizoma; los Pelargonium, hoy día cultivados entre nosotros con el nombre de geranio; etc.

3. Geografía botánica de la Península ibérica.

Respondiendo fielmente a los contrastes climáticos de nuestro país, la vegetación de la península ibérica es una vegetación de contrastes. Al lado de las desnudas e inhospitalarias estepas de la costa SE., surgen bruscamente las huertas levantinas; en medio de la estepa aragonesa se ha formado la vega de Zaragoza; el vergel de Aranjuez está rodeado de terrenos desolados.

La flora ibérica es sumamente rica y variada , pues cuenta con unas 6.000 especies cormofitas, número que sobrepasa el de los demás países de Europa. El 22 por 100 de estas plantas es endémico. Muchas de ellas, sobre todo las del sur, se encuentran también en áfrica; de aquí que nuestra flora tenga un cierto carácter africano. Los elementos florares son dos: el mediterráneo, que ocupa casi todo el territorio, y el europeo, que domina en el norte.

Por la composición de la flora y el carácter de la vegetación se distinguen en la península las siguientes regiones fitogeográficas:

I. Región septentrional. Comprende Galicia, Asturias, Santander y las vascongadas. Abundan los bosques de verano integrados por hayas, robles, castaños. Tilos, fresnos, etc.,

II. Región central. Abarca la meseta y ka depresión del Ebro. Está caracterizada por la monotonía, poca vistosidad y aspecto xerófilo de la vegetación, en la que faltan totalmente los prados, escasean los bosques y abundan, en cambio, los matorrales (tomillares, romerales, jarales, retamares). Extensas dehesas, viñedos y trigales cubren las partes cultivadas al secano. Las vegas, formadas mediante el riego artificial, son muy feraces, pareciendo oasis en medio de desiertos.

III. Región mediterránea. Comprende el litoral mediterráneo, desde el cabo de Creus al de la Nao. En ella se presenta en su forma más pura el paisaje de la flora mediterránea. La formación característica es el monte bajo, formado por multitud de arbustos de hoja coriácea y perenne, y por matas leñosas. En los lugares descampados hay tomillares semejantes a los de la meseta. De también carácter al paisaje de esta región la abundancia con que se presentan la chumbera y la pita. Estas plantas de origen americano se han aclimatado muy bien en todo el litoral y mar Mediterráneo. En levante se utiliza para formar seto vivo. Los cultivos de esta zona son característicos (naranjo, limonero, almendro, algarrobo, arroz, etc.)

IV. Región meridional. Se extiende por el litoral desde el cabo de la Nao hasta el de San Vicente, es decir, por Alicante, Murcia, Andalucía y sur de Portugal. Es una continuación directa de la región anterior, pero el caracter de la flora se hace algo africano; aumenta el número de especies endémicas, y la mayor temperatura del ambiente permite el cultivo de platas tropicales, como la palmera datilera (Elche, fig. 650.), la caña de azúcar, el algodonero, etc.

---.
Figura 650. ---.

V. Región occidental. Se extiende por Portugal, desde el Miño hasta el cabo San Vicente. Participa de los caracteres de las tres regiones con que linda, es decir, de la septentrional, central y meridional.

APéNDICE.
1.º Flora de las montañas. La flora de las cordilleras difiere de la de las partes llanas limítrofes y tiene relación con la flora de los demás montañas europeas (flora alpina). Dominan las criptógamas (musgos, líquenes), y las gramíneas, saxiragáceas, crucíferas y cariofiláceas.

2.º Flora de las estepas. España es lo único país de la Europa occidental que posee regiones esteparias. Estas ocupan considerables extensiones en la meseta meridional, en las cuencas del Ebro y su afluente el Segre (estepa catalana), en el litoral SE. (Entre los cabos de la Nao y Gata) y en Andalucía. A los contrastes climáticos de esas regiones se añade la naturaleza salina del suelo, que determina una vegetación halófila de tonos grises que da gran desolación al paisaje.

 


índice

Introducción.
Historia Natural. Seres naturales. División de la Historia Natural.
Notas diferenciales entre los seres inórganicos y los dotados de organización.

BIOLOGIA

PRELIMINARES.
Ciencias biológicas.
Los fenómenos vitales. Funciones elementales de la vida.
La clasificación de los seres vivos. Grupos taxonómicos.
La especie.
La nomenclatura de los seres vivientes.
Subdivisiones de la especie.
Los Reinos biológicos.

1ª Parte: BIOLOGIA GENERAL.
Capitulo I. LA MATERIA VIVIENTE.

Capitulo II. EL ORGANISMO ELEMENTAL. 

Capitulo III. LOS SERES PLURICELULARES.

Capitulo IV. LA REPRODUCCION.

Capitulo V. LA HERENCIA.

Capitulo VI. TEORIA DE LA DESCENDENCIA.

ZOOLOGIA

I. ORGANOGRAFíA ANIMAL.

II. EMBRIOLOGíA ANIMAL.
III. LOS GRUPOS TAXONóMICOS ANIMALES.

IV. ECOLOGÍA ANIMAL.
V. ZOOGEOGRAFÍA.

BOTÁNICA

I. La célula y los tejidos vegetales.
II. Organización de los vegetales.
III. Fisiología vegetal.
IV. Ecología Vegetal.
V. Grupos Taxonómicos.
       Arrizofitas.
       Rizofitas.
          Pteridofitas.
          Fanerogamas.
            Gimnospermas.
            Angiospermas.
VI. FITOGEOGRAFÍA.

HONGOS

GEOLOGÍA

Mineralogía - Cristalografía
Mineralogía especial
Petrología especial
Geología Fisiológica
Geodinámica
Geología histórica
Geología apéndice



Amplia tu información sobre la Naturaleza de Aragón

Si quieres ampliar tu información sobre Aragón puedes empezar recorriendo sus variados paisajes
Para empezar un recorrido por la fauna también la flora los hongos la geología de su territorio y el uso del agua en Aragón.
Para deleitar la vista, puedes fijarte en la colección de fotografías de animales pequeños
Puedes sumar cultura y naturaleza en sus Parques culturales
Para profundizar puedes estudiar la Historia Natural para avanzar en las ciencias naturales o su extenso Bestiario que se desarrolla en sus monumentos históricos.

Otras páginas sobre naturaleza en Internet



Dinosaurios Ebro | Moncayo | Monegros | Ordesa
Claves | Indice Alfabético | Libros | Legislación | Diccionario



Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia